Exposición ‘Memoria reciente de lo que somos’

En los últimos años es significativo el interés que la memoria ha suscitado en el ámbito del arte. Son numerosos los proyectos de carácter documental que se han realizado en todo el mundo en torno a este concepto. Los grandes centros de producción artística y cultural han entendido que rastrear las huellas del pasado es un mecanismo ineludible para entender la sociedad en la que estamos. De este modo, ofrecer miradas alternativas se erige como el punto de partida para reflexionar sobre la identidad de un pueblo, al tiempo que genera un discurso crítico sobre los acontecimientos que han marcado el devenir de una sociedad. Esto nos permite cartografiar una realidad reciente, reconstruir el escenario donde los hechos sucedieron y entender los itinerarios que se siguieron. Esta experiencia no es solo un documento, sino la percepción de un tiempo que desemboca en la actualidad. Se trata, pues, de un planteamiento revisionista esencial para poder definir lo que somos a través del relato de los que nos precedieron. Somos, así, lo que otros fueron, parte de esa memoria que se diluye en el transcurrir de la propia evocación. Esa historia sigue latente porque continúa perteneciendo al ahora. La imagen nos aproxima a la construcción de ese pasado necesario para reconocer el presente, a la experiencia afectiva que necesitamos contemplar para poder permanecer, para abrazar la idea de que tenemos una deuda con aquellos que creyeron en la fortaleza de la Región, más allá de sus propios intereses ideológicos.

La línea del tiempo marca la identidad a través de unas fotografías que crean el semblante de los años en los que se aprobó el Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia. Cuarenta años después, nuestro testimonio es un síntoma crucial para comprender ese caminar por nuevos senderos. Esa idea de metamorfosis define la posibilidad de habitar el mundo sin que haya merma en la historia, al conectar la Murcia del último cuarto del siglo XX con nuestros días. Habitar ese tiempo es habitar el espacio que la Región de Murcia ha consolidado.

El Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia no es solo una norma por la que se rige la Comunidad Autónoma, sino el síntoma de una identidad que va más allá de lo administrativo. Por ello, su aprobación supuso una nueva configuración política y, por extensión, social. Esa circunstancia hace que el Estatuto represente los valores de un territorio, de sus costumbres y sus gentes. El semblante de Murcia tiene su refrendo en esta norma que apuntala muchos de los rasgos que caracterizan el desarrollo del devenir cotidiano. La pertinencia, a este respecto, de generar un proyecto que recoja los pormenores de su proceso de creación, se erige como una cuestión irrefutable. Esta propuesta pretende fijar, a través de un planteamiento expositivo, esos valores inherentes a nuestra historia a través de la representación de las diferentes aristas que conforman y nutren nuestra propia identidad.

El proceso de su creación se inició en 1978, fecha de la aprobación de la Constitución Española y del Acuerdo de Floridablanca, con el que comenzó la andadura preautonómica. Ese mismo año se constituyó el Consejo Regional. Desde ese momento, fue el encargado de llevar a buen puerto el Estatuto. Dos años después, en 1980, se creó la comisión encargada del Anteproyecto que consiguió su promulgación en 1982. Desde entonces la Región ha crecido y se ha desarrollado en numerosos aspectos, generando una sociedad competitiva y con inquietudes sociales y culturales. A través del tiempo y de las peculiaridades que definieron el proceso desde un punto de vista didáctico podemos conocer los rasgos identitarios de la Región de Murcia y del propio Estatuto.

Este recorrido cronológico se articula en torno a documentación original, material gráfico y objetos que identifican el acontecimiento histórico, susceptible de ser mínimamente modificado para adaptarse al espacio de itinerancia.

La obra fotográfica corresponde a cuatro bloques temáticos:

  • El primero corresponde una galería compuesta por 24 retratos de los miembros del Consejo Asesor, organismo encargado de dirimir las cuestiones relativas al Estatuto y artífice de su creación. Son, por tanto, 24 fotografías de los protagonistas.
  • El segundo está vinculado al Consejo Regional y sus reuniones. Estas imágenes reflejan las sesiones de trabajo y momento significativos dentro del proceso de puesta en marcha de la norma. Se trata de 15 fotografías de archivo seleccionadas que muestran desde reuniones a eventos específicos.
  • En tercer lugar, estarían las imágenes que retratan el momento histórico de la entrada en vigor de la norma (1982). 19 fotografías que reflejan ese acontecimiento y su celebración.
  • Por último, el bloque cuarto es el relativo a la sociedad y a cuestiones populares que definían la Región en aquel momento. Un total de 10 fotografías que marcan el semblante de la Región, de las actitudes de la gente, del deporte o de la cultura.

Además, la exposición está formada por una serie de documentación, en la mayoría de los casos procedente del AGRM, original de la época: borrador del Estatuto, un ejemplar original del mismo, carta manuscrita, folletos de apoyo a la promulgación del Estatuto de diversos partidos políticos, prensa preautonómica, imágenes y reportajes audiovisuales.

A todo ello se suma la película realizada por la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y la Fundación Integra. Un corto de 16 minutos, entre animación e imagen real, dirigido por el artista Ramón G. Palazón.

TIPO DE EVENTO

  • Exposiciones

FECHA

20/10/2022

FECHA DE FINALIZACIÓN

17/12/2022

OBSERVACIONES

HORARIO

De martes a viernes de 10 a 14h y de 17 a 20h.
Sábados de 11 a 14h y de 17 a 20h.
Domingos y festivos de 11h a 14h.

Lunes cerrado.

ENTRADA
Gratuita

LUGAR

Museo de Bellas Artes de Murcia (MUBAM) C/ Obispo Frutos, Nº 12 - 30003 Murcia Teléfono: 968 239346
VER EN MAPS